¿Sabes cómo conservar tu café en casa?

Si guardas tu café correctamente, conservas la calidad y el esfuerzo de más de 7,000 pequeños productores. 

Para guardar el café después de abrirlo lo más recomendable es ponerlo en un lugar seco a temperatura ambiente de no más de 25° y no menos de 15° con la bolsa bien cerrada, si tu bolsa de café no se cierra herméticamente, te sugerimos utilizar un gancho o un sujetador para cerrarlo muy bien. De esta manera evitarás que las propiedades del café disminuyan o desaparezcan, para que cuando lo bebas siga teniendo la misma frescura y elegancia en propiedades que cuando recién lo compraste.

El lugar ideal para guardar tu café es en la alacena con la bolsa sellada o cerrada con una pinza; o bien, una forma mucho más segura es guardarlo en envases herméticos y de preferencia oscuros. Evita totalmente el refrigerador, ya que el aire y la humedad son factores que aceleran la pérdida de frescura.

También debes tomar en cuenta que el café molido pierde su frescura con una velocidad más rápida que el café en grano, por eso es mejor moler el café en el momento en que se va a preparar. A pesar de tomar las medidas necesarias para conservar el café, éste debe de consumirse en el menor tiempo posible, recuerde que el café cumple un ciclo de vida, y a pesar de durar, en algún momento ya no servirá.

El café orgánico es libre de químicos, por lo que tiende a descomponerse en un corto tiempo. También se sugiere comprar pequeños paquetes o la proporción de acuerdo con el consumo que se va a tener en las siguientes dos o tres semanas.

Ahora ya sabes de que manera sacarle el mayor provecho a tu café, ¿tienes alguna otra sugerencia o recomendación? No dudes en compartírnosla en nuestras redes sociales! 😊