MITOS SOBRE EL CAFÉ

En el mundo del café hay infinidad de mitos que han surgido a lo largo del tiempo y de su consumo, En este post, te compartimos 5 mitos que se escuchan más comúnmente en el día a día:

 

1. “El espresso o la cafeína no son saludables”

Hay diversas opiniones sobre si el espresso o la cafeína del café es beneficiosa o no para nuestra salud. Algunas de las propiedades que nos aporta son: 

  • Estimulación de nuestro sistema nervioso. La cafeína nos ayuda a mantenernos concentrados y además contribuye a nuestro buen humor y a respirar. 
  • El café es un buen complemento para las dietas: ayuda con la digestión y elimina la sensación de hambre. Además tiene propiedades antioxidantes que ayudan a eliminar los radicales libres. 
  • La cafeína puede suponer un buen remedio para dolores de cabeza y contribuye a la acción de los analgésicos.
  • En dosis razonables, el café no perjudica el sueño ni es malo para el corazón. 

 

2. “El café espresso tiene demasiada cafeína”

La cantidad segura de cafeína que se debería tomar al día son 300 mg que equivale a 7,5 espressos o 2,6 cafés filtrados. 

Aunque no lo parezca el  espresso contiene la menor concentración de cafeína entre todos los tipos de bebidas con café porque el tiempo reducido de extracción necesario para hacer un espresso no permite que toda la cafeína del café molido se disuelva en agua. Por lo que una taza de espresso de 30 ml contendría unos 40 mg de cafeína. 

Lo que sí es cierto es que la cafeína no solo la podemos encontrar en el café, porque también está en muchos alimentos y bebidas. Por ejemplo, 240 ml de té helado contendrían más de 40 mg de cafeína, una Coca Cola de 330 ml contendría más de 30 mg de cafeína muy parecido al chocolate caliente que tendría 20 mg de cafeína en una taza de 150 ml. 

 

 3. “El café es adictivo”

Este es uno de los mitos más frecuentes que existen sobre esta bebida. El café no produce adicción, sino que cuando se toma diariamente se convierte en un hábito de consumo.

Tampoco se ha comprobado que las personas que toman cafés cada día necesiten dosis más altas a las habituales. Incluso, suele ocurrir todo lo contrario, las personas que toman cafés a diario se caracterizan por tener unos hábitos de consumo muy regulares y constantes.

 

4. “El café contrarresta los efectos del alcohol”

Seguro que alguna vez has oído hablar de que cuando alguien se ha pasado con el alcohol, un café serviría para contrarrestar los efectos de esta bebida. Al día de hoy el café no reduce la tasa de alcohol en sangre. Es más, si una persona lo toma aun estando bajo la influencia del alcohol puede tener un efecto rebote y mantener a la persona sobreexcitada porque además activaría el sistema nervioso por la cafeína. 

 

5. “El café te despierta al momento”

No es cierto que en el momento en que te tomas el café tu organismo se activa al instante, sino que el efecto de la cafeína en el cuerpo no es inmediato. Nuestro cuerpo tarda alrededor de 15 minutos en metabolizar este componente y los efectos del café tardarían alrededor de 45-60 minutos en aparecer.

 

¿Qué otro mito sueles escuchar comúnmente? ¡Cuéntanos en nuestras redes sociales!